NAI + IBAN

Y SU BODA BOHO INVERNAL EN EL CASTILLO ARTEAGA

 

 

Fueron varias veces las que nos vimos. Para charlar, conocernos más y hablar de la boda invernal en el castillo de Arteaga que querían hacer. Y tras cada café, me fui dando cuenta de que su historia seria  especial.

 

Y que sería una de esas parejas que se quedarían grabadas en mi retina para siempre.

 

En primer lugar he de decir que ellos son de esas parejas difíciles de olvidar y aún más difícil  no querer. Ella pura energía, un torbellino y todo detalle.  Él, aventurero, ingenioso y calmado…

Además sobra decir que esa personalidad se plasmo en cada detalle de su día, sobretodo en la decoración que hicieron ellos mismos.  Por lo que no iba ser una boda tradicional en un castillo. Iba a ser una fiesta. Una reunión sencilla y sincera donde compartir con sus seres queridos lo que sienten.

Y sinceramente, no puedo evitar sentir cierta emoción al poder compartir esos momentos con ellos. Como fotógrafa de bodas es algo que no tiene precio, el hecho de poder ser una más.

 

 

Finalmente ese 2 de diciembre llego.

 

 

Por desgracia el día vino nublado y amenazante de lluvia. Por lo que tendrían que prescindir de su idea  de casarse en los bonitos jardines de alrededor del castillo. Y tener así su boda al aire libre.

Pero eso no iba a impedir dar rienda suelta a su imaginación. Y tener la especial ceremonia con la que tanto habían soñado en su boda invernal.

Trasformaron uno de los rincones del bonito Castillo de Arteaga en una intima ceremonia de estilo boho, que no pudo cautivarme más. Sillas de madera, alfombras, un arco con un precioso crochet hecho a mano. Todo enmarcado por el increíble talento de Flores Elorz. Que sin duda le dio ese toque invernal y silvestre que tanto deseaban.

Mientras que el se vistió informal de la mano de Scalpers . Ella llevo un increíble Otaduy, de White Love atelier.  Al que le dio ese toque romántico y silvestre con un jersey y una corona de flores.

Fue muy especial verles vestirse juntos y llegar al altar cogidos de la mano. Y sobre todo presenciar su emotiva ceremonia en la que se dedicaron unas palabras muy especiales el uno al otro.

 

 

La magia de la noche

 

Como consecuencia de la caída del sol el salón acristalado reflejaba todas las luces en su techo. Creando un ambiente muy romántico e intimo.
Y como no, también disfrutaron del baile rodeados por el tintineo de las bengalas y tras  el increíble gusto musical de Penny lane Dj

Como resultado no puedo estar más feliz, sobretodo al ver su emoción al tener todo y su pena al saber que ya no había más. Que se había acabado. ¡Por suerte podrán tener ese recuerdo para disfrutarlo una y otra vez!

Una vez más quiero dar las gracias a Nai& Iban, por ser tan cercanos y darme el placer de haber podido fotografiar una pequeña parte de su historia. Espero que disfrutéis reviviendo ese día.

Un abrazote!

Marta